Un human@ como tú, descubriendo y explorando la posibilidad de una vida en paz, armonía y libertad. Una expresión más del eterno espíritu en su revelación permanente de las infinitas posibilidades de la existencia.

Dharma Mittra

Desde muy temprana edad siempre tuve un llamado interior hacia la comprensión, hacia el asombro y hacia el cuestionamiento de la existencia.
La primer puerta que me ofreció herramientas para esta exploración fue la música, el arte, la literatura. Estas expresiones humanas me permitieron encontrar inspiración en las experiencias humanas del pasado, de sus realizaciones y de sus ideas.
La música fue mi primer Sadhana, o práctica espiritual.

La segunda puerta fue la sabiduría ancestral indígena de Sur américa, sus rituales y sus procesos tan potentes de auto conocimiento.

Y la tercera puerta fue el Yoga, mágica práctica integral donde encontré la plataforma adecuada para integrar todos mis procesos individuales y seguir en la exploración íntima del espíritu.

A los pocos meses de empezar mi experiencia con las practicas del Yoga tuve la gran fortuna de conocer personalmente a Dharma Mittra y Andrei Ram quienes fueron y siguen siendo la inspiración y el faro en mi caminar del yoga.
Desde ese encuentro llevo más de 13 años de completa y sincera dedicación a la exploración de mi Ser a través de las herramientas del yoga, de la música, del arte, la filosofía, la literatura, de la sabiduría indígena y sobre todo del constante aprendizaje de cada experiencia de la vida.

La práctica misma es la que me ha llevado a compartir estas herramientas tan valiosas con los demás y es un honor y un privilegio poder transmitir los regalos y beneficios que estas prácticas me dan constantemente hacia el gestionamiento autónomo de la libertad, el bienestar y el amor.

Andrei Ram

Música maravillosa que abre espacios sutiles,
alegrías y tristezas.
Eterna compañera.
Deleite místico que revela y descifra,
llevándome a espacios sutiles de la vida, del compartir,
Poderosa herramienta de influirme, afectarme, modificarme y asociarme.

Música maravillosa que abre espacios sutiles,
alegrías y tristezas.
Eterna compañera.
Deleite místico que revela y descifra,
llevándome a espacios sutiles de la vida, del compartir,
Poderosa herramienta de influirme, afectarme, modificarme y asociarme.

Gracias a tod@s los practicantes del pasado, del presente y el futuro que sostienen y enriquecen la fuerza viva que protege la semilla del entendimiento, el amor, el servicio y la honestidad, la compasión y la inclusividad, la hermandad en libertad y generosidad.
La más preciada posibilidad de la conciencia humana.

Scroll to Top